Nuestra tienda web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de usuario y le recomendamos que acepte su uso para disfrutar plenamente de su navegación.

EL ENCANTO DE PICOS DE EUROPA: HACIENDO HONOR A SU NOMBRE

EL ENCANTO DE PICOS DE EUROPA: HACIENDO HONOR A SU NOMBRE

En Los Picos de Europa, la naturaleza encuentra unos parajes espectaculares donde mostrarse en todo su esplendor. Este macizo montañoso, que se extiende por Asturias, Cantabria y León, ofrece algunos de los más bellos paisajes con los que disfrutar. Y si viajáis con bebés o niños pequeños, una de las mejores opciones es hospedarse en una de los dos casas rurales de El Encanto de Picos de Europa.



Localizada en el Valle de Sajambre, concretamente en Soto de Sajambre, al noreste de León, pasa por ser uno de los alojamientos donde el confort de los huéspedes y las actividades y equipamientos para los más pequeños se combinan a la perfección.



familia preparando la excursión en el entorno rural



La Casa del Árbol y La Abuela Aurora

Estas son las dos casas que ponen a disposición de los visitantes, ambas con espacios pensados exclusivamente para bebés y niños. Tienen todo tipo de juguetes y zonas para dibujar, y una habitación sólo para los más pequeños. La Casa del Ärbol, además, ¡cuenta con un columpio dentro de la misma habitación! Esta casa está pensada para que puedan convivir hasta 2 famílias, de manera que si los pequeños viajan con primos o amigos, o si por el contrario, les gusta hacer nuevas amistades, aquí disponen del espacio ideal.

Por su parte, La Abuela Aurora se concibió como un espacio más íntimo, para una sola familia, pero por lo demás dispone, a rasgos generales, de los mismos servicios. Es ideal también para escapadas en pareja, aunque podéis viajar con niños, pues está acondicionada para que duerman de 1 a 3 pequeños.



imagen de la habitación de juegos abuhardillada de la Casa del Arbol



Entre otros objetos de gran utilidad, disponen de cunas, un cambiador portátil, una trona, una pequeña bañera, barras protectoras en la cama para dormir con total tranquilidad, y para hacer excursiones, una muy práctica mochila portabebés, todo ello incluído ya en el precio.

Y si queréis que jueguen al aire libre, además de tener el bosque justo al lado, al estar las casas situadas en una pequeña población de montaña, el tráfico  de vehículos a motor es muy limitado, con lo que el espacio exterior se convierte en la mejor opción para combinar naturaleza y diversión


Para más información, aquí os dejamos un enlace a su web



Lugares de interés



Además, pueden hacerse varias excursiones a pie, que los más pequeños pueden por supuesto disfrutar. En el mismo Soto de Sajambre, nos encontramos con el Jardín Botánico (que es toda una sorpresa para quien haya llegado allí sin saber qué se va a encontrar, pues no está señalizado, aunque está muy cerca de la casa y no tiene pérdida). Se trata de un lugar espectacular donde respirar el aire puro de montaña a la vez que se sigue teniendo contacto con el pueblo, y donde además, hay una gran variedad de árboles. Es una visita altamente recomendable.



camino de acceso al Jardin Botanico de Soto de Sajambre



Andando un poco más, a unos 2 kms. de distancia, se encuentra El Fortín o La Casa de los Gnomos, en uno de los lugares más bonitos de la zona, de camino al refugio de montaña de Vegabaño. El Fortín, que se encuentra en medio de un hayedo, es una construcción que se erigió para defender a la población durante la Guerra Civil. El nombre de Casa de los Gnomos le viene de las historias y leyendas a que dan pie el Fortín y su entorno.

Ya en Oseja de Sajambre, a donde pertenece Soto, está la Cueva del Buseco, un lugar mágico al que es imprescindible ir con linterna. Y veréis que si los niños llevan la suya propia, ¡lo disfrutarán mucho más! De camino, encontramos la Ermita de San Roque y el Mirador del mismo nombre, que ofrece unas vistas sin igual del Valle.

Y si váis a estar varios días y queréis abarcar más territorio, al estar tan cerquita de Asturias, podéis coger el coche e ir a Covadonga (os llevará unos 45 minutos) a ver el Santuario con su capilla en una cueva y las magníficas vistas del lago, o plantaros en las playas de Ribadesella, también a menos de una hora, donde podréis montar a caballo o descender el río Sella ¡aunque aquí sin los bebés! :)

                        * Muchas gracias a Sonia por su ayuda y las fotografías proporcionadas

Síguenos en redes sociales!

Deja un mensaje

* Nombre
* E-mail (No Publicado)
   WebSite (Site url con http://)
* Comentario