• Bienvenid@s!

    ¡Rebajas pre-verano; 15% de descuento hasta el 20 de junio!


Outlet Nuevo

No hay productos especiales en este momento.

Información Nuevo

¡PUAJ... QUE ASCO!

¡PUAJ... QUE ASCO!



L@s bebés, una vez dejan de ser amamantados, desarrollan sus propios gustos en cuanto a la comida; esto es algo que les crea una seguridad, que se ve amenazada cuando se intenta introducir en su dieta otros productos que desconocen. En particular, la verdura y la carne son los alimentos que más van a rechazar, pero deben comer variado, con lo que habrá que hacer algunos ajustes para que su dieta contemple todo tipo de comidas beneficiosas para su salud.



Verdura - Carne - Leche

Pero no es tan sencillo como parece; por mucho que queramos que nuestr@s bebés tengan una dieta equilibrada, habrá alimentos que rechazarán una y otra vez, y obligarlos a comer aquello que no quieren ver ni en pintura no es la solución; habrá que buscar sustitutivos.



detalle de una lechuga



La verdura es probablemente una de las comidas que los bebés más aborrecen. Y no es por el gusto, muchas veces es por la textura; por lo tanto, un puré, mucho más fácil de comer, puede quitarnos un problema. No está de más presentar el plato (de puré o cualquier otro preparado) de una manera divertida, adaptada a otros gustos del bebé (un plato-recipiente de sus dibujos favoritos, algún atrezzo que acompañe el plato a la hora de comer, etc.). Si sigue sin querer comer verdura, no pasa nada: hay otros alimentos con el mismo aporte de vitaminas, como la fruta, la carne o el pescado que si son de su gusto nos van a solucionar la papeleta.



Con la carne el problema principal es el mismo que con la verdura: en general, la carne es más difícil de masticar, con lo que, para evitar el rechazo a este alimento, lo ideal es introducirlo en su versión más “suave”; jamón de York, carne picada o hamburguesas aparecen como las mejores opciones. Pero, si a pesar de todo, no quieren saber nada de la carne, siempre podremos probar a darles queso, cereales o legumbres que cumplan con las mismas funciones alimenticias.



La leche puede presentar una objeción diferente: acostumbrad@s al pecho materno, l@s bebés podrían no tolerar leche de otra procedencia. Pero se trata de un alimento muy importante para su crecimiento, por el calcio que aporta, con lo que habrá que optar por darles yogur o queso para no perder ese beneficio. Si estos dos últimos no funcionan, pueden comer frutos secos (almendras), pescado (por ejemplo calamar) o de nuevo legumbres.



jarra y vaso de leche



Es momento de crear hábitos

Para que l@s bebés coman de todo y variado, lo mejor es predicar con el ejemplo, creando algunos hábitos que sin duda nos ayudarán:

.  Es básico que l@s mayores comamos variado para facilitar que nos imiten

.  Acostumbrar a l@s bebés a comer fruta, verdura, etc. lo más pronto posible, desde que puedan comer sólido

. Hacer las comidas en família; casi más importante que tener un horario fijo de comidas. Si ven que todos comen lo mismo, será más fácil para l@s peques adaptarse a los nuevos alimentos

. No está de más ofrecer pequeñas recompensas cuando sean capaces de comer lo que no les gusta o de probar algo nuevo. Eso sí, ni darles de premio la comida que sí les gusta, ni ofrecerles cualquier tipo de recompensa desproporcionada



¿Es tu bebé de los que “causa” problemas a la hora de comer?

       

Síguenos en redes sociales!

Deja un mensaje

* Nombre
* E-mail (No Publicado)
   WebSite (Site url con http://)
* Comentario