• Bienvenid@s!

    ¡Rebajas pre-verano; 15% de descuento hasta el 20 de junio!


Outlet Nuevo

No hay productos especiales en este momento.

Información Nuevo

PAPÁ Y BEBÉ: ESTRECHANDO VÍNCULOS

PAPÁ Y BEBÉ: ESTRECHANDO VÍNCULOS

El papel de un padre en el crecimiento de su bebé es muy importante, mucho más de lo que ellos mismos pueden pensar en un primer momento. Claro que papá tiene un hándicap que le hace partir con desventaja: el primer vínculo es con mamá, y este se produce desde mucho antes de nacer. Esto puede provocar en él, sobretodo tras la llegada del bebé, un sentimiento de invisibilidad, de sentirse desplazado a un lado. Y además, como las preocupaciones nunca vienen solas, puede empezar a plantease si estará a la altura de sus responsabilidades.

Esperando el momento (activamente)

Nada más lejos de la realidad. Pero hay muchas maneras de hacer que esa sensación desaparezca, y es tomando parte activa en los cuidados del bebé. Evidentemente hay cosas que sólo una madre puede hacer o saber, pero eso no implica que un padre deba quedarse de brazos cruzados, o esperar a que el bebé tenga ya unos meses para empezar a interactuar.

De hecho, el vínculo con papá ni siquiera llega con el nacimiento, y en algunos casos puede pasar medio año. Pero es algo normal, y quedará subsanado cuanta más atención y cuidados se le presten al bebé.

papá y bebé en la playa

Hay estudios que demuestran que el vínculo entre papá y el bebé se producirá antes, si se le empieza a hablar ya desde antes de nacer; así como también si se está presente en el parto y se le coge en brazos immediatamente.

Elementos claves

Pero hay otras claves que son tan importantes o más y que permitirán acelerar el proceso:



       . Dedicar mucho tiempo, tanto al cuidado como a jugar con el bebé

       . Dar todo el amor que un padre es capaz de dar

       . Cambiar algunos hábitos para que se puedan cumplir los dos puntos anteriores

       . Coger conciencia de las responsabilidades que comporta ser padre



Hay algo que mucha gente desconoce, pero es que en muchos casos, la primera palabra que pronuncia un bebé es “papá”; tampoco se sabe el motivo, pero al igual que la primera sonrisa, puede estar relacionada con los juegos que se realizan con el bebé.

haciendo el avión en la piscina

Si bien es cierto que cada vez hay más padres que dispensan los cuidados imprescindibles siendo los bebés todavía muy pequeños, donde más disfrutan es interactuando en el juego; y l@s bebés se sienten atraídos cuando papá saca la vena “traviesa” para, por ejemplo, cogerlos en brazos y hacerles el avión.

Esto nos lleva a pensar que el vínculo se refuerza por un contacto físico, de estar con el bebé, hablarle, tener contacto visual, desde cerca, ver sus reacciones, etc. Con un poco de creatividad, los padres van a conseguir reforzar ese vínculo o hacer que aparezca más rápido.

También por el contacto piel con piel durante el baño se consigue estrechar lazos; o dándoles de comer cuando ya no son amamantados: es como un instinto de supervivencia, se sienten protegid@s por quien les proporciona el alimento.



Y a tí, ¿te ha costado mucho conseguir este vínculo con tu bebé?


Síguenos en redes sociales!

Deja un mensaje

* Nombre
* E-mail (No Publicado)
   WebSite (Site url con http://)
* Comentario