Sigue estos consejos para una mejor conservación de las prendas:

  • Para el lavado:

    - Dales la vuelta antes de lavarlas; es decir que el diseño impreso quede por dentro. De esta manera, además de proteger el estampado, conseguirás que los tejidos tengan menos rozamientos y duren más.

    - Debes lavar la ropa con agua fría, que no esté a más de 30 grados, así evitarás que encoja

    - No utilices lejía ni suavizante, ya que pueden causar reacciones alérgicas al bebé; además, la lejía deja mal olor; lo ideal es utilizar un jabón que sea específico para ropa delicada, y que no contenga ácidos.

    - Algo que parece obvio pero es muy importante: separa la ropa blanca y de tonos claros de la ropa de color. Tampoco mezcles la ropa del hogar o la de otros miembros de la familia con la del bebé, al menos hasta que haya cumplido los 6-7 meses de vida (por el tema del suavizante).

  • Para el secado:

    - No utilices la secadora, así evitarás que la ropa encoja

    - Tiende siempre la ropa a la sombra, el sol puede dañar los tejidos

  • Para el planchado:

    - Asegúrate de que la plancha esté limpia antes de empezar; con ese objeto, pasa un trapo húmedo por su superfície para así eliminar la posible suciedad.

    - Para proteger la estampación, y al igual que en el proceso de lavado, dale la vuelta de manera que el estampado de la prenda quede por dentro. También es aconsejable no planchar directamente sobre la prenda, si no poniendo encima un trapo, que evidentemente, también debe estar limpio.

    - Evita las planchas de vapor!

    Consulta la etiqueta de composición en caso de duda o para obtener información adicional.

  • Y unos pequeños trucos para acabar:

    - Lava la ropa de tu bebé lo antes posible; no tiene que ser immediatamente, pero si dejas que pasen un par de días, corres el riesgo de que las manchas y los malos olores no desaparezcan. Antes de ponerla en la lavadora, es mejor que esté en remojo en agua tibia con un poco de jabón, y frotar un poco. Luego de unos minutos más en remojo, ya se puede poner en la lavadora.

    - Como te gusta que la ropa de tu bebé huela bien y a limpio, pero no es aconsejable utilizar suavizante, puedes poner un poco de jengibre dentro de un calcetín u otra prenda fina. Verás que los resultados son asombrosos!

    - Luego hay otros trucos más específicos, como:

    - Remojar los bodies un ratito en vinagre, antes del lavado normal. Con esto las manchas de caquita desaparecen con mayor facilidad.

    - Si quieres que desaparezca el olor a vómito (seguro que sí!), diluye un poco de bicarbonato en agua, y frota directamente sobre la mancha.

    - Para mantener la ropa bien blanca, pon en una bolsita de lavadora unos trozos de limón

    Si conoces otros trucos, hazlos llegar via email o formulario para que podamos compartirlos. Gracias!